Autor Tema: 20 Años no es nada.... Luca not dead  (Leído 566 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Marcelo Quatraro

  • Administrator
  • *****
  • Mensajes: 4,800
  • Karma: +1/-0
    • Ver Perfil
    • http://www.rollingmania.com
20 Años no es nada.... Luca not dead
« : diciembre 21, 2007, 07:21:52 am »
Se cumplen 20 años de la muerte de Luca Prodan, un PERSONAJE con toddas las letras, por estos dias y como hemos comentado se esta llevandoa cavbo la proyeccion del Film LUCA, para muchos lo mas cercano y acertado que se ha hecho respecto al "pelado loco"

El nos trajo toda la movida de Manchester y esos show europeos, cuando muchos ni sabiamos lo que era el punk o la vida misma, nos abrio la cabeza musicalmente a muchos seguidores del rock nacional.

De mi parte, solo el placer de verlos en escena y ver la potencia que tenia arriba del escenario, si hoy pueden cerca de las 24 hs, en homenaje a  pongan el tema "Basura Blanca /Telefonos que suenan en habitaciones vacias, lo disfrutarannnnn


Fue un suspiro, apenas cinco años en la escena del rock local desde el debut de Sumo en El Palomar en 1982 hasta su muerte la madrugada del 22 de diciembre de 1987 por una cirrosis crónica, pero Luca Prodan marcó para siempre la historia del rock argentino y a 20 años de su muerte su nombre se agiganta.

Su rostro se multiplica en miles de remeras y su figura, como un indescifrable signo de todo aquello que expresó alguna vez el rock -una rabiosa actitud antisistema, un perpetuo presente, un modo de exponer el cuerpo siempre al límite y unos pocos acordes para contar un viaje desgarrador o festivo- se transformó en un emblema que resiste el olvido.

La aparición de Luca en la escena del rock vernáculo fue la de un objeto no identificado. Traía de Londres las últimas imágenes del rock sinfónico en estado de coma, la furiosa actitud punk y los nuevos aires del reggae, todavía desconocidos en estas playas.

Formó, junto a Los Redonditos de Ricota y Los Twist lo más innovador y revulsivo de la escena under que se juntaba en el Café Einstein de Omar Chabán en los finales trágicos de la última dictadura militar y desde allí construyó uno de los discursos artísticos más potentes del rock local.

Los discos oficiales de Sumo en vida de Luca fueron tres y en tres años sucesivos: Divididos por la felicidad (1985), donde están "La rubia tarada", "Mejor no hablar" (compuesta por el Indio Solari), "El reggae de paz y amor" y su versión de "Kaya", de Bob Marley.

Luego vinieron Llegando los monos en 1986 con "Viejos vinagres" y "Que me pisen" y en 1987 After Chabón , con la bellísima "Mañana en el Abasto" y "Lo quiero ya", que con su frase "no sé lo que quiero pero lo quiero ya" sintetizó toda una época o un estado del espíritu de una época.

Luca fue una permanente voz de alerta y denuncia contra cierto provincianismo de los rockers nativos, como cuando señaló: "Acá hay demasiada seriedad, todos quieren ser profesionales y se olvidan que el rock es una locura".


"Mañana de sol........"



  • Visitante
Sebastone84
« Respuesta #1 : diciembre 21, 2007, 03:37:41 pm »
Mentira!! Mentira!! A donde fuiste?! A donde fuiste?!
Es verdad, 20 años no es nada. Desde mi punto de vista te das cuenta que Luca no fue un rockero cualquiera, era (mejor dicho: es) distinto.
Este Tano loco es un icono el rock nacional. La pelicula Luca emociona muchisimo: se escuchan los audios que el mandaba a sus familiares a Europa, la vos de Luca te parte la cabeza. Ademas muestra una version del tema Fuck you!! en un lugar bien under, increible!! Viendo las imagenes de ese tema te dabas cuenta de la "polenta arrasadora" de Luca en el escenario, era una bestia, UNICO.
Las letras? Como bien dijiste Marce, anti-fuckin-sistema. Como bien puso en la cancion "Baderitas y Globitos": "..mi cabeza esta podrida y se me quema la piel"; o en el tema "La Rubia tarada": "...La rubia tarada,bronceada, aburrida, me dice "Por qué te pelaste?"
Y yo "Por el asco que dá tu sociedad."  
Luca fue ROCK PURO, sin aires de estrella ni nada por el estilo. Que banda de rock no tiene como influencia a Luca? Solo muy pocas. No hace faltan las fechas aniversario, siempre te recordaremos, siempre te escucharemos, siempre nos emocionaras. Hoy Viernes 21 y mañana Sabado 22 de Diciembre voy a ir a ver DIVIDIDOS al Teatro de Flores donde seguramente te haran un homenaje donde se coreara el siempre repetido grito: LUCA!!! LUCA!!!
Gracias por tu Fuckin Rock, por tu Fuckin estilo, por tu Fuckin voz, por tu Fuckin existencia. Gracias LUCA PRODAN, siempre te recordaremos.

Frases de Luca:
 "El colegio donde me mandaron es un gran rollo mío, allí me enseñaron mucho, pero al mismo tiempo aprendí que la sociedad quiere que seas una marioneta: cuanto más famoso y mejor es el colegio, más marioneta vas a salir o, si no, más loco. Yo salí loco"

" A SUMO le gustaría poder brindar felicidad y diversión, pero no me gusta hacer proselitismo. En cuanto a decirle a la gente, creo que lo mejor sería decirle que se respeten unos a otros, pero es medio idiota por lo imposible que resulta... "

 "Aquí ( en Argentina) hay demasiada seriedad. Todos quieren ser " profesionales" y se olvidan que el rock es una locura y que los que hacen rock son locos. "

" A mi me tienen miedo (refiriéndose al público) . Saben que puedo hacer cualquier cosa en cualquier momento. Si yo veo a alguien que tira algo, me tiro del escenario, lo voy a buscar y le fucking rompo la cara. Por ahí el me la rompe a mi "







LUCA VIVE!!!!

Desconectado Marcelo Quatraro

  • Administrator
  • *****
  • Mensajes: 4,800
  • Karma: +1/-0
    • Ver Perfil
    • http://www.rollingmania.com
20 Años no es nada.... Luca not dead
« Respuesta #2 : diciembre 22, 2007, 06:51:01 pm »
musica|a veinte años de la muerte de luca prodan, un musico que dejo una marca indeleble en el rock argentino

La leyenda de la pelada que llegó de Italia

¿Qué es lo que le dio estatura de gigante al músico que, huyendo de las oscuridades que lo acosaban en Europa, vivió aquí seis años de altísima intensidad? Luca Prodan fue un frontman que se comía el escenario, pero además contó con la compañía de una banda capaz de arrasar con todo, generar climas oscurísimos o dejar caer un reggae delicioso. Demasiado para no quedar en la historia.
Por Eduardo Fabregat
----------------------------------------------------------------------------

Comenzar el recordatorio de la figura de Luca Prodan con una anécdota personal no parece tener ninguna lógica, pero hace al caso. En 1983, este cronista debutaba en el mercado laboral con un puesto de cadete en una agencia de publicidad: allí, en el reducido cubículo de Expedición, abundaban los lunes en los que otro chepibe apodado El Prócer llegaba, se tiraba en una silla, achicaba los ojos y soltaba: “El sábado fui a ver a la banda del Pelado”. Lo que seguía era una larga perorata sobre el irresistible encanto de un grupo que tanto podía pasarte por encima como largar un reggae hipnótico de diez minutos de duración, puntuado por encendidos discursos en italiano. Porque el Pelado era italiano aunque también cantaba en inglés, abundaba El Prócer, y de vuelta al Pelado y al convencimiento de que quien se perdía a Sumo se estaba perdiendo la mejor banda del país.

Que en 1984 la progresión del relato fuera del Pelado italiano a la increíble banda que lo rodeaba resultaba –ya entonces– una fiel síntesis de lo que significó, lo que aún significa, Luca Prodan para el rock argentino. Hay toda una generación que no vio al cantante en escena, pero no cabe ninguna duda de que Luca es un icono indiscutido de la patria rockera. La breve pero imponente obra que dejó Sumo sirve para realimentar esa convicción toda vez que se quiera encender la compactera, pero es también lo que sucede cuando un artista toma magnitud de leyenda. Y aunque es cierto que toda leyenda encuentra su mejor alimento en la necrofilia (no por nada se habla de la leyenda y la leyenda viviente), también ocurre que Prodan consigue transmitir en las grabaciones algo de la intensidad que tenía su presencia en vivo. El Prócer tuvo el privilegio de verlo en la escala de pub (¡El Prócer tenía una de las 300 copias de Corpiños en la madrugada!); este cronista recién vio a Sumo en 1986, cuando presentaba Llegando los monos, y le dejó una impresión indeleble. Luca se adueñaba del escenario y tenía un imán en la pelada, cantaba “Heroin” y se frotaba la calva y le ponía tal garra que más de uno quería que cerrara de una vez y al mismo tiempo que no terminara nunca. Y después pasaba el mozo con la bandeja, y de repente todo se iba al cuerno con “Fuck you” o “El ojo blindado”. Sumo ya era un grupo grande, capaz de llenar dos Obras en una época en que eso suponía un esfuerzo supremo. Y Prodan, hombre de mil lugares y cientos de viajes, había encontrado un lugar sólido como una roca.

La biografía es casi de dominio público: Luca Prodan, nacido el 17 de mayo de 1953 en Roma, hijo de un italiano y una escocesa, languideciendo primero en un exclusivísimo colegio escocés y estallando luego en la Londres punk, más devoto de Joy Division que de Sex Pistols (“A Sid Vicious lo conocí, era un idiota”, cita Pettinato en La jungla del poder), cargando con el suicidio de su hermana Claudia, de novio con la heroína; Luca buscando refugio en las sierras cordobesas junto a Timmy McKern, Germán Daffunchio, Alejandro Sokol y Stephanie Nuttal; Luca en Hurlingham, donde comenzó a cruzar su destino con Diego Arnedo, con Roberto Pettinato, Superman Troglio y Ricardo Mollo; Sumo debutando en el pub Caroline de El Palomar; Sumito, Ojos de Terciopelo y la Hurlingham Reggae Band; Sumo imponiéndose en una escena post Malvinas con Luca cantando en inglés. Luca compartiendo escenario en Cemento con los Redondos –ese otro calvito– en una inolvidable versión de “Criminal mambo” inmortalizada en casetes piratas de la época; Luca y los tres discos oficiales de Sumo, que modificaron las coordenadas del rock hecho acá. Así dibujada, la historia parece lineal, un argumento cinematográfico: la ignominiosa adaptación televisiva con Luis Luque, el fracaso de películas como Luca vive de Jorge Coscia, demuestra que nada en la vida de Prodan fue lineal. Que Luca, el documental que Rodrigo Espina acaba de estrenar en el circuito rockero, dibuje el mejor retrato del músico apelando a su propia voz guardada en cintas de valor incalculable, es otra confirmación. El problema con las leyendas es la manera en que confunden persona y personaje.


Una noche en New York City

El big bang de Sumo tuvo lugar en la paz cordobesa en 1981: a la luz del rock argentino modelo 2007, no es una exageración hablar de prehistoria. Apelando a la convención de que todo comenzó en 1966 con los náufragos de La Cueva, parece claro que el movimiento local apenas si se estaba probando los largos. Han pasado más años desde la muerte de Luca que los que el rock tenía de existencia cuando el italiano aterrizó en este país, encontrándose con una escena extraña. Prodan, testigo presencial de un momento clave en la escena inglesa –en la historia de la música contemporánea–, cayó en un medio que sufría las consecuencias de la ubicación geográfica, años de mordazas culturales e inestabilidad económica. El, que había visto cómo la ola punk y postpunk habían barrido con el mito hippie y la artificiosidad sinfónica, no podía entender las variables que movían (pequeñas) multitudes aquí. Resulta curioso que Luca haya dedicado más de una parrafada ofensiva a Virus, que en ese 1981 ofrecía el único rapto de modernidad, la única sintonía fina con lo que sucedía en el resto del mundo, en su debut Wadu Wadu; por fuerza, debía resultarle más vomitiva la abundancia de ensambles de jazz rock que el instinto new wave de los Moura.

Para cuando Luca bajó de Córdoba a Buenos Aires, dejando tras de sí las artesanales grabaciones que luego se editarían como Time fate love, algo estaba empezando a cocinarse, y Sumo sería un ingrediente necesario. Justo antes de la Guerra de Malvinas, el entonces periodista Pettinato se encargó de amplificar, a través de Expreso Imaginario, el efecto que los shows del grupo en general y el cantante en particular producían en el público que los seguía por pubs y clubs de barrio. El 20 de marzo, el festival Rock del sol a la luna en el estadio de Estudiantes de Buenos Aires incluyó a Sumo (con la palabra “London” entre paréntesis) en un cartel encabezado por Riff y Orions: el laudatorio comentario de Pettinato en la revista Le Cirque comenzaría a pavimentar su camino de ingreso a la banda, así como la actitud de Luca en escena (que se atrevió a desafiar a un intocable como Pappo a “correr una carrera tomando vodka”) empezó a instalar la imagen de ese tipo que se comía el escenario.

El delirio de Galtieri y sus secuaces y la prohibición de todo lo anglo solo puso un freno temporario al inevitable ascenso. Lejos de sintonizar con el pretendido espíritu general, Prodan se animó a salir a cantar con un colador en la cabeza, asegurar que “las Malvinas son italianas”, y que los italianos bombardearían a la Argentina con fideos. La única incógnita en el grupo fue impuesta por el mismo Luca, que en 1984 fue al reencuentro de su hermano Andrea en Túnez –donde rodaba una miniserie para la RAI–, se convenció de que en Roma y en Londres ya no había nada para él y volvió para terminar de consolidar la historia. Buenos Aires ya era otra cosa: caída la dictadura y con la efervescencia cultural producida por el regreso a la democracia, Sumo encontró un terreno mucho más fértil. Bastó que Walter Fresco los viera un pub para que convenciera a CBS (hoy Sony BMG) de grabarles un disco. Ninguno de los músicos recuerda con mucha simpatía lo que fue grabar Divididos por la felicidad. Pero allí quedaron registradas nada menos que “El reggae de paz y amor”, “Mejor no hablar de ciertas cosas”, “Kaya” y “Debede”. Y bastó que en Radio del Plata sonara “La rubia tarada” para que el Pelado Italiano y los demonios que lo rodeaban dejaran de ser el secreto del Prócer y los acólitos de pub para convertirse en patrimonio general. La leyenda echó a andar.


El chabón de los monos

En el Suplemento NO del jueves pasado, y tal como puede apreciarse en la reproducción de estas páginas, el humorista Gustavo Sala ironizó sobre el mito fundado en esos años: así como una verdadera legión de gente afirma haber estado en los shows de Patricio Rey en La Esquina del Sol, Luca Prodan parece haberse tomado una ginebrita con una larga fila de confidentes ocasionales. Quizá tenga que ver con la célebre estrofa “Basta! Me voy rumbo a la puerta, y después al boliche a la esquina a tomar una ginebra con gente despierta”, o con la conocida costumbre del músico de trabar diálogo con una variopinta galería de personajes urbanos. Lo cierto es que, a partir de ese 1985 y especialmente en 1986, el pelado dejó de ser un secreto. Si la grabación de Divididos por la felicidad había sufrido las consecuencias del apuro, de la inmediatez de aprovechar esa oferta de un sello major, el segundo disco vino a marcar un punto mucho más alto, y el más parejo nivel compositivo del calvo cantante. Fogueadísima en el vivo, la banda entró con otra seguridad al estudio: que el estudio fuera Panda, que el ingeniero fuera Mario Breuer en lugar de un señor de guardapolvo acostumbrado a hacer un mero registro correcto desde lo técnico, ayudó a que Llegando los monos sea lo que es. Un disco tan potente como “El ojo blindado” o “Nextweek”, tan profundo como “Estallando desde el océano”, tan oscuro como “Cinco magníficos” y “Heroin” y tan entrador como “Los viejos vinagres”, ese otro himno, o “No good”, para recordar a todo el mundo lo bien que Sumo tocaba reggae.

Casi todas las versiones coinciden en señalar que el proceso de grabación de After chabon se pareció bastante a un parto, en especial porque ese último año Luca se dejó ir. Sus compañeros de banda estaban habituados a esa sensación de “Luca se va a morir”, pero la vida del Pelado se desbarrancaba de modo ostensible, como si se hubiera dado por satisfecho con todo lo logrado en Argentina después de haber dado todo por perdido en Europa, y ya no le interesara demasiado nada. Eso lleva a cierta suposición de que After chabon es más flojo, pero en todo caso será más flojo en la apreciación de los músicos que vivieron su construcción o en el análisis de la prensa: para el oyente, Sumo se despidió con un álbum tan notable como para contener la contundente “Lo quiero ya”, el melancólico reggae “La gota en el ojo”, las gaitas de “Crua chan”, el galopante bajo de “Banderitas & globos”, la deforme versión de “Noche de paz” que años después copiarían los Die Toten Hosen y, claro, “Mañana en el Abasto”. La temática –y la belleza– de esa canción hace que se lamente también la muerte de Luca “justo cuando empezaba a porteñizarse en sus canciones”, pero la canción de un Abasto que ya no existe parece más bien otro de los recursos creativos de Luca, el mismo que, bajo el clima disco de “Hola Frank”, anuncia que se va a poner azul, que va a yacer en su cama.

En la noche del 21 al 22 de diciembre de 1987, Luca Prodan yació definitivamente en su cama, derrotado no por la heroína sino por una cirrosis. Hoy la pensión de San Telmo es declarada “de interés cultural”, el cementerio de Avellaneda aún recibe peregrinos que le dejan un botellín y la pelada italiana se multiplica en remeras, mochilas, carpetas, posters, tarjetas, cualquier pieza de identificación de un público al que no le importa no haberlo visto sobre tablas, en patas, transpirado, sangrando, frotándose la calva, apuntando con el dedo mientras advierte que “sería bueno que pidieras que la tierra se mueva”, aterrando y atrayendo: las canciones dicen lo suficiente. Y cuentan con la amplificación eterna de la historia y la leyenda, esa materia de próceres.

Desconectado ChrisStone

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 4,430
  • Karma: +0/-0
    • MSN Messenger - susmajestades@hotmail.com
    • Ver Perfil
    • Email
20 Años no es nada.... Luca not dead
« Respuesta #3 : diciembre 23, 2007, 01:21:33 am »
Muy bueno lo que escribio Andres Calamaro en su pagina......se los dejo

www.calamaro.com


it was 20 years ago today ... fuck you !!
22 de diciembre
empezar por el final seria , empezar por,el llamado de pettinato para darme la mala noticia, hace 20 años... no teniamos celulares y nos rastreabamos (si hacia falta) y roberto me encontro,un dia como hoy, en la casa de los calamaro (yo no vivia con los calamaro desde el año ... 81-82 supongo) ... asi creo recordarlo ...
aquel mismo año fue rock in bali (hace 20 y poco de años entonces) , en mar del plata (no fue en thailandia logicamente), viajamos en varios micros y yo subi al micro de los sumo, que subian al bus con uno de estos aerosoles que perfuman el ambiente y tapan los demas olores, me sente en el mismo asiento que luca y hablamos de musica : de waits como una mezcla e beefheart y dr. john, en el asiento de atras ricardo tocaba la guitarra enchufada en un aparatito con auriculares, en un momento le puso los auriculares a luca, cosa que solamente el escuchaba lo que tocaba mollo, se puso a cantar, zapando probablemente,y probablemente no, y yo aprete el rec del grabador que tenia (llevabamos blasters a los omnibus y a las giras) y grabe ... en bali toque con mi banda de tres guitarra (no presentabamos ningun disco), tambien estaban soda, y virus, y esa misma tarde conoci a gabriel carambula (el grandioso guitarrista), cuando toco sumo estaba cerca y subi a cantar "los viejos vinagres" con una pandereta, despues luca me invito a quedarme cerca para convidarme opio ... no es la palabra que usariamos normalmente pero el dijo eso (generalmente se habla de "papelinas de burro") ... en el hotel, el canuto era importante, nadie queria soltar la material exotico y me quede sin testearlo.
un año despues, viajando por uruguay, equivocamos de ruta y el ripio rompio tres ruedas (gomas) del leyland, estabamos escuchando sakamoto y , en el medio de la autentica nada, empezo a escucharse esa grabacion ... la del micro a mar del plata ... entonces el grabador se comio la cinta ... justo cuando llegaban a rescatarnos en una pick-up ... nunca volvi a escuchar esa grabacion porque quedo estropeada ... vi a sumo por primera vez, probablemente, en la cancha de estudiantes de buenos aires (en caseros city) en un festival ... compartiendo cartel con los originales baglietto, con riff, con menphis y con pepe dinamita, que tenia a semilla, black amaya y en negro vargas, y a gringui y un servidor de invitados ... supongo que fuimos en colectivo (o quizas los vi por primera vez en el stud) ... un poco antes, o un poco despues, nos veiamos en los lugares mas habituales del circuito callejero y musical : el stud de marras (saliendo del tuinel de libertador), la esquina del sol y el einstein (de omar chaban y socios) donde, ademas de sumo, luca cantaba con sumito, con geniol y con la hurlingam reggae band ... en un momento mollo y diego entraron a la banda (ellos venian de tocar en .... mam o la familia gram, no recuerdo con exactitud ... creo que de palomar) ... y petti , que era amigo y tocabamos de colados con fontova trio ... petti con el tenor, daniel con el clarinete y yo con el piano, por ejemplo en la calle vidal, en belgrano ... y esa fue el sumo "historico" con poderia instrumental que llego a tocar en obras ... pasando por el astros de los delfines y german con cuatro brazos ... yo, sin almibar, tenia mucha simpatia por todo el grupo "freak" ... o under ... buena gente del palo, una tribu que compartia los mismos dias y, en muchas ocasiones, los mismos lugares que los demas ... casas, canales de tv, esquinas del sol, estudios de grabacion, radios, circuitos callejeros y musicales ... los violadores, sumo, soda, virus, pipo,los redondos, sueter, riff , los abuelos y la gente en los bares, en las radios y las revistas ... en el expreso conoci a fontova y a petti, en radio del plata, a lalo y a tom carlos galanternik lupo ... los peinados yoli, el paracultural, los sotanos, batato, divina, el colorado que afinaba pianos .... en el bar ketchup, a la vuelta de radio del plata, tom nos presento formalmente y nos propuso grabar juntos, yo tenia montado mi honero amable (despues conocidos como camboya profundo), unas maquinas bautizadas por pipo donde unos cuantos amigos nos encontrabamos para grabar con grupos que inventabamos en el momento, y ahi nos encontramos con carlos y luca para grabar años ... como nadie sabia la cancion, la de milanes, fuimos a casa de un periodista conocido a pedirle una copia del cd ... despues nos seguimos encontrando, panda era un lugar frecuente, las 24 horas del dias funcionaba y siempre habia tres grupos grabando su disco ...volviendo al hornero, yo tenia una lechuza de mascota (me la habia regalado javier un fin de año),entonces luca me hablo del campo y de sus dias en cordoba y encontramos una gran afinindad, en comun, por la grabacion casera en ocho canales ... un lujo para cualquier epoca y , ni hablar, para aquella epoca ...
o creo, o quiero recordar, que imaginamos mas grabaciones para compartir, que hablo de grabar solo o cosas asi ... que se dejo una petaca de ginebra bols, que basualdo (el lechuzo) tambien aprendio algo y se fue volando en cuanto le crecieron las alas lo suficiente ... contaba que era normal encontrarse en panda, con vitico, con fito o con los sumo ... si le preguntabas " ¿ luca, que tal esa grabacion ?" , siempre contestaba "no me importa nada" ... tambien te soltaba preguntas como "¿cual fue el ultimo libro que leiste?" ... aquel obras que nos registra juntos para los anales de la historia, fue espontaneo, como todo ... yo fui a saludar a los camarines, escuche el llamado amigable de german para el convite de confites, ensayamos con el colorado , en acordeon, la cancion de mary poppins-fuck you ... alguien del publico me grito "puto" (muy tipico de la epoca) y, al dia de hoy, hay gentes que recuerdan cada palabra de las que uso el pelado para, digamos, salir en mi defensa moral y defender mi honor, no tanto como, herido ... confieso que no fui a la casa de luca en san telmo, que no nos haciamos picos juntos, que no conoci a ninguna de sus novias ... nos teniamos simpatia y afecto, cariño y respeto ... confieso que las primeras veces , sumo, no me llamo demasiado la atencion ... ya conocia el reggae, a ian dury y el funky, claro , pero el folk-punk callejero y cordobes tardo un tiempo en gustarme del todo ... sin embargo fui colega pero fan (simpatizante) de esta banda que, tristemente, es leyenda desde hace 20 años ... extrañe a luca y lo senti muy cercano en las grabaciones de el salmon y los siguientes periodos camboyanos, una autentica presencia en las intenciones, en las grabaciones, en los ecos, en el naufragio inspirador ... hace dias nomas me encontre con german en cordoba, me consta ademas que el estaba intentando acercarnos y decirnos algo, nos alegramos de seguir, se seguir enteros, de haber pertenecido a una epoca que nos pertenecia, de ser, en definitiva, compañeros camaradas en el rock ...
tengo el recuerdo de un principe-mendigo, con una camiseta que parecia siempre la misma, un robin hood cultural, un rey pordiosero, un poeta sin palabras en el diccionario, alquien que conocia bien el microfono aunque fuera para tirarlo al piso en el medio de una cancion ... see you soon, luca !

pd: creo que luca decia que el autentico rock argentino era un criollo tomandose una damajuana de vino y cantando 30 chacareras (y/ o chamameses) ... lindo, verdad ?

proximo capitublog : vi a soda (proximamente)

Desconectado Marcelo Quatraro

  • Administrator
  • *****
  • Mensajes: 4,800
  • Karma: +1/-0
    • Ver Perfil
    • http://www.rollingmania.com
20 Años no es nada.... Luca not dead
« Respuesta #4 : diciembre 23, 2007, 08:54:40 am »
Muy bueno y muy nostalgico
No solamente AC homenajea a Luca, sino que habla de la buenos aires que muchos concocims, con lugares y actores muy en comun, una buenos aires que tuvo una movida increible en aquellos años 80s..