Autor Tema: beatniks  (Leído 1423 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado NIK JAGER

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 5,684
  • Karma: +0/-0
    • Yahoo Instant Messenger - transitofm@yahoo.com
    • Ver Perfil
beatniks
« : mayo 23, 2006, 08:53:40 pm »
alguien les gusta
,los han leido , recomiendan algo
saludos  8)

Desconectado Will Byman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 1,078
  • Karma: +0/-0
    • Ver Perfil
    • http://www.myspace.com/insumisos
    • Email
beatniks
« Respuesta #1 : mayo 24, 2006, 11:59:56 pm »
Mi acercamiento a los beatniks fue por medio de una entrevista que lei de un escritor mexicano: José Agustin; creo que le dicen "un escritor de la onda" por estas tierras.
He leido "En el camino", "La ciudad y el campo" de Kerouac, de Gingsberg algo de su poesia (en inglés) y de William S. Burroughs "Naked Lunch" y "Los trabajos" donde habla del cut-up, el fold-in y algunas teorias locas acerca del infrasonido, si no mal recuerdo.
Siempre que tengo la oportunidad de servir de guia de turistas, voy a la colonia Roma para mostrar la iglesia donde debrayó Kerouac y el cuartucho donde vivia Burroughs unas cuantas calles adelante.
"Una piedra del camino,
me enseñó que mi destino
era rodar y rodar...
      rodar y rodar... "

Desconectado NIK JAGER

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 5,684
  • Karma: +0/-0
    • Yahoo Instant Messenger - transitofm@yahoo.com
    • Ver Perfil
beatniks
« Respuesta #2 : mayo 25, 2006, 12:30:39 pm »
Cita de: "smimbrera"
Mi acercamiento a los beatniks fue por medio de una entrevista que lei de un escritor mexicano: José Agustin; creo que le dicen "un escritor de la onda" por estas tierras.
He leido "En el camino", "La ciudad y el campo" de Kerouac, de Gingsberg algo de su poesia (en inglés) y de William S. Burroughs "Naked Lunch" y "Los trabajos" donde habla del cut-up, el fold-in y algunas teorias locas acerca del infrasonido, si no mal recuerdo.
Siempre que tengo la oportunidad de servir de guia de turistas, voy a la colonia Roma para mostrar la iglesia donde debrayó Kerouac y el cuartucho donde vivia Burroughs unas cuantas calles adelante.

wow que buena sergio , se sabe en que linea de tren fallecio neal cassady el amigo de keroac y chofer de los marry pramksters '??
se sabe el punto exacto que fallece , er alejos de la ciudad  ???

  willian burroughs vino a Peru en los 50's y Ginsberg lo siguio en los 60's para tomar ayahuasca , el libro donde estan esas cartas se llama letter to yage o cartas para yague  ..........recomiendo ese pequeño libro si uno le interesan los alucinogenos y lo punks que eran esos beatniks .

jose leal 850 que es de donde  firma el tio bill sus catas ( burroughs ) enviadas de lima , exiate aun ,  he ido 2 veces a ver si consseguia informacion pero no lo recuerdan a ese genio en mi opinion .

saludos
 8)

Desconectado Will Byman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 1,078
  • Karma: +0/-0
    • Ver Perfil
    • http://www.myspace.com/insumisos
    • Email
beatniks
« Respuesta #3 : mayo 29, 2006, 07:30:34 pm »
Encontré un pequeño relato acerca de los dias de Burroughs y Kerouac por estas tierras. Recuerdo vagamente haber leido más al respecto pero no recuerdo donde exactamente.
Desde hace mucho he querido ir a la hemeroteca para fotocopiar los encabezados donde dan la noticia de Bourroghs jugando al Guillermo Tell, tal vez este post sea la patada que necesitaba para ir.
Carnal, te mando la primera parte del relato, lo antes posible te envio lo demas.



El blues de un beat en México
Reconstrucción de Sergio Monsalvo C.

Jack Kerouac llegó a la Ciudad de México a fines de mayo de 1952, con la esperanza de encontrar estímulos para escribir un nuevo Libro. Arribó a la casa donde vivía de tiempo antes William Burroughs, en el número 212 de la calle de Orizaba, en la colonia Roma.

I
Antaño Burroughs había sido su mentor y Jack aún no lo consideraba como tal, por su espíritu clarividente y una cosmovisión definida por el hecho supremo de la muerte. Burroughs le dio la bienvenida a la que consideraba un talentoso escritor. Jack se instaló y comenzó a disfrutar de las arengas agrias, ingeniosas y humorísticamente misóginas de su anfitrión mientras fumaba mota y mecanografiaba el texto de Visiones de Cody. A la postre se lo envió a Allen Ginsberg, su agente literario por ese entonces. Drogado y tranquilo conversaba con Burroughs y se encamaba con una prostituta mexicana y una compatriota que por ahí caía constantemente.
Las drogas fueron una fuente recurrente durante su estancia. La morfina la tenía al alcance de la mano gracias a un permiso de Salubridad que le concedía a Burroughs siete gramos al mes, que le costaban 30 dólares. Ambos también comieron peyote y elucubraron tremendos diálogos. Sin embargo, la atmósfera no duró. Un amigo de Burroughs fue arrestado por posesión y fue a dar al tambo.
La paranoia se apoderó del autor de Naked Lunch y ordenó a Jack que no fumara hierba en la casa.
No obstante, las drogas más duras conservaron su popularidad. Esa casa de Orizaba se convirtió en el lugar preferido para muchos personajes residentes y de paso. Un saxofonista llamado Wig —quien había tocado con Art Pepper y Shelly Manne— era cliente. Un junkie generoso que aportó, además de dinero, una rica colección de discos de jazz. Jack, por su parte, se daba sus escapadas a las corridas de toros y al bar de una mujer llamada Lola, pero también entretejía la trama de su nueva obra, Dr. Sax de la cual Burroughs era el personaje.
Mientras le duró el dinero, Jack asistió a los burdeles de la calle Organo, donde un acostó le salía en 36 centavos de dólar. Escribía en la casa, en medio de nubes de marihuana. Aquélla fue solo la segunda vez que intentaba escribir drogado y conservó el control para hacer del Dr. Sax su obra maestra, para muchos. Por aquel entonces tan impublicable como el resto de sus libros, y éste más a causa de su estilo surrealista.
Por lo mismo estaba completamente deprimido. Solo contaba con 60 centavos en el bolsillo; una esposa, en los Estados Unidos, que quería refundirlo en la cárcel por no mandarle la pensión para una hija que el no quería ni ver; tres libros que nadie quería publicar; unos ladrones le habían robado el impermeable y diez dólares enviados por su madre, y con Burroughs tenia constantes roces a causa de su papel de gorrón y abusos domésticos.
A Burroughs casi todo el dinero se le iba en gastos judiciales (se encontraba en pleno proceso par la muerte de su esposa), a la que había disparado accidentalmente meses antes.
Frenético, Jack le escribió a Carolyn, la esposa de Neal Cassady para pedirle un préstamo. Este nunca llegó. Mientras tanto, Burroughs preparaba un viaje a Panamá y a Perú, en busca de una droga llamada yage, la panacea, según éI. Jack por su parte, estaba malhumorado, paranoide y fumando mota como loco.
Sintiéndose abandonado. Se refugio en la iglesia la Sagrada Familia - evocando su infancia católica-. Borracho gritó implorando ayuda a todos los santos. Los feligreses atónitos no dejaron de mirarle durante toda su plegaria hasta que más tranquilo abandonó el recinto. De regreso a la casa le pidió prestados veinte dolares a Burroughs para el boleto de autobús. Este refunfuñó y todo, pero se los prestó. A fines de junio, Jack viaja de nuevo hacia los Estados Unidos

II

Retornó en coche a México a principios de diciembre junto con Neal Cassady. Burroughs sólo alcanzó despedirse de ellos; se iba a Florida y luego a Panamá. Cassady estuvo únicamente un par de días, emborrachándose. Luego compró una buena dotación de mota y regresó a su casa. Solo, Jack se instaló en un cobertizo de azotea en el mismo 212. El mínimo habitáculo le pareció bien para escribir otra novela. Sin embargo, no resistió y borracho regresó a Nueva York antes de la Navidad.

III

En julio de 1955, con 25 dólares -producto de un regalo-, volvió a México. Al 212 de la calle de Orizaba. Ahí encontró una atmósfera alucinada y creativa. Ocupó el pequeño cobertizo de adobe de la azotea y bajaba a hacerle compañía a Bill Garver, un viejo y drogadicto amigo de Burroughs. Este, mientras tanto, había viajado a África del Norte. El cuarto de Kerouac no tenia agua, ni electricidad y sólo se cerraba con un sencillo pasador, se alumbraba con la luz de una vela.
De esta manera continuó con sus estudios de budismo, de lunes a domingo. Por las tardes se sentaba a beber en una mecedora junto a Garver y lo oía hablar. Llevaba 2O años de adicto y ya pocas veces dejaba su habitación. Prefería permanecer sentado en ella y hacer comentarios sobre Mallarmé, la política y su pasado. Era alto, delgado y con una cultura tan amplia que nunca dejó de sorprender a Jack.
Saturado de marihuana y a veces flotando gracias a una dosis de morfina, cortesía de Garver, Kerouac llevaba una vida más bien sedentaria en la ciudad. Se sentía aislado aun en medio de los edificios y los gritos de los chavos que jugaban fútbol en la calle. Se acomodaba en la cama de Garver para escucharlo  hablar. Allí comenzó a escribir poemas espontáneos, meditaciones, transcripciones mentales que más tarde se llamarían México City Blues
Se sentía, según dijo después “un poeta jazzístico que interpretaba un largo blues en una jam session en sábado por la noche”. En más de 200 fragmentos trató de canalizar el flujo de su mente y los alucinados monólogos de Garver, que hablaban de su obsesión por suicidarse con una sobredosis de blue skies (amital sódico).
Cuando terminó el libro. Siguió escribiendo sobre Esperanza Villanueva, la mujer que le conseguía las drogas a Garver. Una mujer a la que Kerouac adoraba de manera romántica. Ella consumía 3 gramos de morfina al mes. Jack transcribió su historia, cambiando el nombre de Esperanza por el de Tristessa, “la que nació para morir”. El escrito constituía una meditación religiosa sobre el dolor y un completo sincronismo con su  torturada protagonista.
El libro es Jack siguiéndola por los barrios bajos hasta su casa, por entre los vagos y teporochos, los puestos de fruta podrida, la exhibición de mercaderías sobre la banqueta donde los perros mean y caqan. Tristessa le vende morfina a crédito y luego une las manos y ruega a Dios que le dé más. En septiembre Kerouac acepta la invitación de Ginsberq a San Francisco y llama al texto que éste le envió Howl (Aullido), el poema más importante de las siguientes décadas.
"Una piedra del camino,
me enseñó que mi destino
era rodar y rodar...
      rodar y rodar... "

Desconectado MrPleasant_duplicado

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 613
  • Karma: +0/-0
    • MSN Messenger - fidelsjuarezg@hotmail.com
    • Ver Perfil
    • Email
beatniks
« Respuesta #4 : mayo 29, 2006, 11:13:10 pm »
Sólo he leído a Burroughs (conexión beatnik-Stone: Jagger se inspiró en la novela de B. "Ciudades de la noche roja" pata escribir la letra de "Undercover"). Aunque no sea considerado como Beatnik, Bukowski tiene mucho en común con el estilo de vida de ellos, aunque confieso que no estoy enamorado con su forma de escribir. De hecho, no me interesa demasiado este tipo de literatura. Me quedo con Archie y sus inquietantes aventuras en Riverdale, muchas gracias.

Otra conexión beatnik-Stone: Robert Frank, quien diseñó portada de Exile y dirigió Cocksucker Blues, hizo la "primera película beatnik" de la historia: Pull My Daisy.
"Nosotros somos de una raza especial, nunca nos hemos retirado."

Desconectado NIK JAGER

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 5,684
  • Karma: +0/-0
    • Yahoo Instant Messenger - transitofm@yahoo.com
    • Ver Perfil
beatniks
« Respuesta #5 : mayo 30, 2006, 12:21:29 pm »
smimnrera mil gracias  buenisima cronica  8)

Desconectado Pocho

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 1,269
  • Karma: +0/-0
    • Ver Perfil
beatniks
« Respuesta #6 : mayo 30, 2006, 03:15:40 pm »
Cita de: "NIK JAGER"
smimnrera mil gracias  buenisima cronica  8)
Totalmente Cucho, Excelente. Muchas Gracias smimbrera!  8)

Desconectado NIK JAGER

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 5,684
  • Karma: +0/-0
    • Yahoo Instant Messenger - transitofm@yahoo.com
    • Ver Perfil
beatniks
« Respuesta #7 : septiembre 03, 2006, 02:31:04 pm »
en vh1 el mirecoles daran como la historia de las drogas desde los 50's y comienza con los beatniks
PROMETE !!!